Neuropatía periférica: una secuela del cáncer

Publicado por: Katia Lacasa Nikiforov En: Root En: Comentario: 0 Golpear: 371

La neuropatía periférica es una de las secuelas del cáncer más comunes. Pérdida de sensibilidad en los dedos de los pies y manos es uno de los síntomas. Si te ocurre, habla con tu médico enseguida. 

¡Hola!

Esta semana quiero seguir hablando de otra secuela del cáncer en general  y del cáncer de mama  en particular: la neuropatía periférica.

Recuerdo que mi madre desarrolló esta neuropatía, y más adelante nos dimos cuenta que era algo bastante común, que no conoces hasta que te ocurre.

Este tipo de dolencia se caracteriza por el daño creado en el sistema nervioso periférico.  Esta parte (sistema nervioso) de nuestro cuerpo está formado por miles de nervios que son los encargados de llevar señales desde el cerebro y la médula espinal a las manos y los pies, que se consideran zonas periféricas del cuerpo humano…de ahí el nombre de neuropatía periférica.

Lo que básicamente notarás será que la sensibilidad en los dedos de los pies y de las manos es diferente. Esto se debe en que lo que está dañado ese sistema de mandar señales a estas partes del cuerpo.

¿Qué causa la neuropatía periférica?

Para lo que nos concierne a nosotros relacionado con el cáncer de mama  en particular y el cáncer en general, la quimioterapia es la principal causa de esta dolencia, pero no todos los medicamentos si no sobretodo alguno, que en dosis altas pueden dañar los nervios periféricos del cuerpo.

Hablamos del:

Velcade o el bortezomib –este fue un tratamiento tremendamente útil para el Mieloma Múltiple de mi madre pero que el dejó esta secuela de por vida.

La Talidomida o Synovir/Thalomid.

Los taxanos - el docetaxel (Docefrez, Taxotere) y el paclitaxel (Taxol).

Los platinos -  el cisplatino (Platinol), el oxaliplatino (Eloxatin) y el carboplatino (Paraplatin).

Los alcaloides de la vinca - vincristina (Vincasar), la vinorelbina (Navelbine) y la vinblastina (Velban).

Por eso, este tipo de dolencia se suele llamar neuropatía asociada a la quimioterapia.

Otras causas de la neuropatía.

Diabetes y trastornos del tiroides.

Falta de vitamina B12.

La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, que es una enfermedad hereditaria que precisamente afecta los nervios periféricos.

La radioterapia puede también dañar los nervios del sistema nervioso periférico y la propia cirugía de mama y de pulmón también.

¿Cuándo comienzan los síntomas de la neuropatía periférica?

En realidad, los síntomas pueden aparecer en cualquier momento desde que comienza el tratamiento. Suele empezar en los dedos de los pies y a medida que el tratamiento va avanzando, empiezan a verse afectadas otras partes del cuerpo, como son las piernas, dedos de las manos y manos, y el brazo.

Cada persona es un mundo y puede desarrollar la neuropatía durante el tratamiento o una vez haya finalizado, y la gravedad de los síntomas va a depender del grado en que los nervios están dañados o afectados.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Los síntomas van a depender del tipo de nervio que esté dañado ya que tenemos 3 tipos de nervios periféricos.

Si los síntomas que están concentrados en las manos y los pies, significa que están dañados los llamados nervios sensoriales. Lo que puedes notar es un adormecimiento de las puntas de los dedos (pies y manos) que puede continuar hacia toda la mano y las piernas.  Puedes sentirá punzadas como si fuesen descargas eléctricas, y también puedes tener la sensación de que llevas en las manos y los pies algo que te apriete mucho.  Esto recuerdo que mi madre lo comentaba.  Decía que siempre parecía que llevaba zapatos dos tallas más pequeños, cosa que no era así, si no que era la neuropatía.

Otro síntoma con el que además tienes que tener cuidado es que la sensibilidad al calor y al frío cambia, es decir, eres menos sensible al calor o al frío, así que cuidado en la cocina, porque te puedes quemar sin darte cuenta.

Si lo que sientes es que te cuesta coordinar brazos o piernas, te cuesta andar o moverte, de repente escribir o utilizar el móvil es un problema, significa que pueden estar dañados los nervios motores del sistema nervioso periférico. También son comunes los calambres y la pérdida muscular en manos y piernas.

El siguiente nivel afecta a los nervios que controlan varias funciones de nuestro cuerpo que además ocurre de manera inconsciente, como la presión arterial, la vejiga y el intestino. Cuando esto ocurre, son los nervios autónomos los que están afectados. Los síntomas incluyen problemas de estreñimiento o diarrea, mareos, dificultad para tragar, problemas sexuales o problemas para sudar normalmente.

¿Cómo manejar la neuropatía?

Si notas alguno de estos síntomas habla con tu médico inmediatamente.  La neuropatía puede tratarse pero tienda a agravarse si no se hace nada.  Por otro lado, cada persona reaccionará de una manera  y no siempre es una secuela del cáncer que se cure por completo.

Hay varias opciones: con medicamentos, nutrición y fisioterapia. Veamos cada uno de ellos por separado.

Medicamentos: no existe un medicamento que cure la neuropatía, si no que éstos se utilizan para aliviar el dolor, porque tampoco alivian el adormecimiento. Los médicos pueden recetarte antidepresivos, anticonvulsivos, analgésicos o antiinflamatorios no esteroides. Estos dos últimos se utilizan sobre todo cuando el dolor es fuerte.  Por si no lo conoces, existen también parches o cremas que pueden aliviar bastante el dolor.

Nutrición: comer una dieta equilibrada siempre es un apoyo y reducir la ingesta de alcohol es imperativo.  Igualmente, añade en tu dieta vitaminas del grupo B (sobretodo B1 y B12 ), ácido fólico y antioxidantes.  Estos también se pueden tomar en forma de suplementos que tu médico te recetará.

Y por último, ir a fisioterapia y hacer ejercicio de manera moderada, ya que te ayudará a mantener los músculos fuertes, y también afectará de manera positiva al equilibrio y la coordinación.

Tampoco desestimes los masajes y probar la acupuntura, pueden ayudarte.

Como ves, la neuropatía afecta a como nos manejamos en el día a día, ya sea en casa o en la calle. Por eso antes de terminar, también quería darte algunas recomendaciones sobre seguridad en el hogar sobretodo:

Utiliza guantes cuando friegues por ejemplo.

Mantén la casa bien iluminada.

Evita utilizar utensilios muy punzantes, ya que puedes hacerte daño y no darte cuenta.

Si estás manipulando algo en el horno, ponte unos guantes protectores para no quemarte y no darte cuenta.

En la ducha, pon una alfombrilla antideslizante.

Si te das un baño, controla la temperatura con un termómetro.

Y sobretodo descansa mucho, pero tampoco te pares del todo.

No dejes de hablar con tu médico sobre todo esto, y sobre todo si hay dolor, es lo primero que hay que manera para mejorar tu calidad de vida.

Espero que este recorrido sobre la neuropatía periférica te haya resultado útil.  Si hay algún tema que no hemos tratado todavía pero te gustaría que hablásemos de ello, no dejes de dejarnos un comentario y los trataremos seguro.

¡Te deseo una muy buen semana! Nos leemos el martes que viene.

Un abrazo,

Katia

(15 de mayo de 2015)

BIBLIOGRAFÍA

Instituto Nacional del Cáncer -  www.cancer.gov

Breast Cáncer Organization – www.breastcancer.org

Cancer.net

 

No te pierdas nuestras NOTICIAS y NOVEDADES para superar el cáncer.

* indicates required

comentarios

Deje su comentario