Linfedema y Cáncer de Mama: Síntomas, Prevención y Tratamiento.

Publicado por: Katia Lacasa Nikiforov En: Root En: Comentario: 0 Golpear: 146

Esta semana hablamos del linfedema, qué es, los síntomas, cómo prevenirlo y tratarlo, y sobretodo destacar la importancia de su prevención enseguida después de la operación de cáncer de mama. 

¡Hola!

Esta semana hablamos de una de las secuelas del cáncer de mama más comunes después de la mastectomía. Hablamos del linfedema, que afecta al brazo de lado de la mama afectada por el tumor. Pero no solo se da en estos casos si no que se puede presentar en piernas (también común), rostro, cuello, abdomen y genitales. Todo depende de la zona donde haya habido un tratamiento, cirugía o radioterapia, que haya afectado a los ganglios y sistema linfático.

Qué es el linfedema

Cuando hay linfedema lo que ocurre es que se acumula líquido linfático en la capa de la piel que se llama tejido adiposo, es lo que comúnmente llamamos grasa corporal. Cuando una mujer es sometida a una mastectomía y se extirpan los ganglios linfáticos, este líquido linfático deja de circular y se produce una hinchazón del brazo del lado operado como consecuencia de esta acumulación de líquidos que te mencionaba al principio.

El sistema linfático para entendernos es como el sistema sanguíneo, por las venas circula la sangre mientras en los vasos linfáticos circula líquido linfático (es blanquecino) que transporta sales, agua, proteínas y glóbulos blancos, que son los que nos ayudan a luchar contra las infecciones.

¿Qué otros tratamientos pueden producir linfedema?

Cirugía: cualquier intervención quirúrgica que implique la extirpación de los ganglios linfáticos puede tener como consecuencia que se produzca el linfedema. Tenemos ganglios linfáticos en las axilas, pelvis, inglés y en las piernas, por lo tanto, es una de las secuelas del cáncer de mama pero no solo.

Radioterapia: puede ocurrir que la propia radiación pueda dañar los vasos linfáticos o los ganglios, por lo que el sistema linfático puede verse afectado y producir linfedema.

Tumor e infecciones: puede darse el caso de que el propio tumor bloquee una parte del sistema linfático así como una infección que pueda estrechar alguna zona de los vasos linfáticos y producir linfedema.

Por eso, cuando en la mastectomía se extirpan los ganglios linfáticos y además la paciente recibe radioterapia, el riesgo de desarrollar linfedema es de un 20-25%; sin radioterapia las estadísticas dicen un 10%.

¿Cuándo se presenta el linfedema?

El linfedema se puede presentar de manera casi inmediata después del la cirugía durante el post-operatorio por lo general, en el caso del cáncer de mama en la zona interna del brazo. Puede reabsorberse mediante fisioterapia. También puede darse entre 6 y 8 semanas después de la cirugía y radioterapia. Si al cabo de aproximadamente 3 meses no ha habido cambios puede considerarse linfedema. Es un linfedema temporal.

Cuando ocurre al cabo de tiempo de la intervención quirúrgica, se denomina linfedema crónico o permanente, ya sea por una infección, sobrecarga de la zona, o sobreesfuerzo, unido al proceso de mala circulación del sistema linfático. Según los seguimientos estudiados, los síntomas de un linfedema pueden aparecer hasta 3 años después de la cirugía y en muchos casos entre los 3 y los 5 años después de tratamiento.

Síntomas de linfedema

El linfedema se va desarrollando muy poco a poco y no siempre es fácil detectarlo enseguida.  Pero es importante que te vigiles, porque al igual que con el cáncer de mama, diagnosticar el linfedema a tiempo puede evitarte muchas complicaciones futuras. Estos son algunos de los síntomas que puedes sentir antes de poder ver que el brazo está más hinchado:

  • Sensación de pesadez en el brazo inusual o diferente.
  • La parte que el brazo apoya puede tener algún endurecimiento (codo y parte interna).
  • Puedes sentir hormigueo o entumecimiento.
  • A lo mejor sientes que no tienes la misma movilidad en las articulaciones, por ejemplo en la muñeca, codo y hombro.
  • También puedes sentir pinchazos en alguna zona del brazo, tórax u hombro, e incluso algo de dolor.
  • Puedes ver que tu piel ha cambiado, no se notan tanto la venas o la piel está mucho más tersa y con menos arrugas que antes.
  • Por último, la piel también puede enrojecerse, puedes tener un sarpullido, comezón o sentir calor.  

Estas sensaciones pueden durar unos días y luego desparecer, y así durante un tiempo, van y vienen hasta que un día no te caben los anillos, o sientes que el mismo sujetador de aprieta más, o incluso te puede costar ponerte la misma blusa o jersey, u otros síntomas que persisten. Esto significa que el diámetro del brazo ha aumentado o está empezando a aumentar.

Es muy importante que vigiles estos síntomas muy de cerca, sobre todo los primeros para prevenir la aparición del linfedema. Habla con tu con tu oncólogo y un fisioterapeuta que se especialice en oncología.

No esperes a consultar si los síntomas van y vienen, hazlo enseguida, ya que puede incluso darse una infección y darte fiebre.  Cuánto antes trates el posible linfedema menos riesgo de desarrollar un linfedema permanente.

Nota importante: aunque lo más común es que el linfedema se desarrolle de manera gradual, si tienes una inflamación de repente sin síntomas anteriores y se te inflama el brazo o una zona en uno o dos días, ve a tu médico enseguida, puede pasar que tengas una infección, un coágulo o ser síntoma de que el sistema linfático se vea afectado por una recurrencia del tumor.

Prevención del linfedema

La mejor manera de prevenir el linfedema es comenzar a hacer ejercicios, poco a poco, sin forzar pero para al mismo tiempo para evitar que el brazo esté inmovilizado totalmente y la circulación no fluya correctamente.

Es importante que los hagas ya que prevenir el linfedema siempre es más fácil que curarlo.

Te dejo este vídeo del Hospital San Juan de Dios de Aljárafe.

Tratamiento

La Asociación Española de Linfedema recomienda para tratar el linfedema el Drenaje Linfático Manual, que se combina una vez realizado con una manga compresiva y si hay hinchazón en las manos también un guantalete. El tratamiento tiene dos fases, un primer tratamiento intensivo seguido de uno de mantenimiento.

Otros cuidados

Como la piel sufre cambios es muy importante cuidarla con más esmero para que no se agriete y puedan aparecer heridas para evitar infecciones. Algunas recomendaciones básicas son:

  • Mantén siempre la piel limpia e hidratada.
  • Cuando te laves, asegúrate que la piel queda totalmente seca, sobretodo en la zona de los pliegues, para que no quede nada de humedad y puedan aparecer hongos.
  • Hidrata la piel con una crema de Ph neutro, para evitar que se reseque, haya descamación y por tanto riesgo de que salgan pequeña heridas.

Alimentación

Se recomienda una dieta equilibrada y reducir el consumo de grasas saturadas, sobretodo de carnes rojas.  El sistema linfático transporta las proteínas y si hay exceso habrá exceso de líquido.  En general se recomienda además aumentar la ingesta de verduras, hortalizas y frutas y reducir las harinas y azúcares. Beber mucha agua es también recomendable así como infusiones sin azúcar.

Ejercicio

Se recomienda hacer ejercicio que no sea intensivo, como por ejemplo la natación.  Si estás en tratamiento tu médico te recomendará practicar deporte con la prenda de compresión.

El linfedema se puede prevenir en la mayoría de los casos, por eso quiero insistir que no dejes de seguir estas recomendaciones y las que te indiquen tus médicos.  Si no te dicen nada directamente, insiste y pregunta, y si es necesario busca un profesional que te asesore más.

Te dejo aquí varias referencias para que puedas ampliar información si lo necesitas.

Referencias

Asociación Española de Lifedema

Listado de especialistas en linfedema en España

Ejercicios para prevenir el linfedema – MD Anderson Cancer Center

Ejercicios para prevenir el linfedema – Asociación Española de Linfedema

Un abrazo,

Katia

(3 de abril de 2018)

BIBLIOGRAFÍA

Breastcancer.org

Amercian Cancer Society

Asociación Española Contra el Cáncer

Asociación Española de Linfedema

National Cancer Institute

 

 

 

No te pierdas nuestras NOTICIAS y NOVEDADES para superar el cáncer.

* indicates required

comentarios

Deje su comentario